miércoles, 24 de agosto de 2022

Ciento Veintisiete: Sobre el Lenguaje que Usamos

Yo cuido mucho mi lenguaje. Incluso en contextos más laxos como el estadio de fútbol. O manejando el auto.

Hasta si estoy solo, he aprendido a administrar el uso de palabrotas, para que no me ocurra un exabrupto de manera inesperada. 

No quiero que los niños normalicen un uso indiscriminado de las groserías. Con el mayor, de 13, ya conversamos sobre ciertos espacios donde sí puede haber cierto relajo (ni me imagino cómo se garabatean entre pares a esa edad 😳😳). Aunque me deja tranquilo el hecho de que comprende y aplica criterio sobre otro tipo de conversaciones.

¿Tratarlos a ellos a garabato limpio? Lo he visto en la calle y me duele en el alma, porque acá ni se nos pasaría por la cabeza. La grosería como método "disciplinario" humilla, denigra y genera un recuerdo horrible que ensucia la infancia completa.

¿Trato amistoso con
garabatos, especialmente con hijos varones y no con las hijas? Lo sigo viendo, seguro ustedes también en su entorno. ¿Patriarcado y machismo otra vez? En efecto, pero "suavizado" por esa suerte de autoconvencimiento de que se trata de una diferencia "natural" de género (de la cual proviene eso de que las mujeres no pueden decir malas palabras). Y claro, de que a los niños varones "les hace sentir más grandes y más hombres" que se les trate como pares, con garabatos.

No son nuestros pares, son nuestros hijos. 

#papaenrodaje #crianza #paternidad #maternidad

lunes, 5 de abril de 2021

Ciento Veintiséis: Papá en Rodaje, La Revancha


En 2013 publiqué por primera vez mis historias de “Papá en Rodaje” en formato libro (bajo la etiqueta de Aguilar-Random House)

7 años después, he sentido que se vuelve sumamente necesario volver sobre la Equidad de Género y la Corresponsabilidad, desde una perspectiva masculina.

Las mujeres han hablado con fuerza y no hemos sido capaces de generar un correlato acorde a la necesidad urgente que la sociedad tiene de establecer verdadera #justicia

La #pandemia nos ha pegado fuerte y nos ha hecho retroceder más de una década en el camino hacia una verdadera igualdad. Las mujeres se han visto forzadas por la situación a retroceder hacia las tareas domésticas y de crianza. Los varones permanecemos estáticos y muchos todavía incapaces de reconocer que la brecha es más profunda de lo que creen. Algunos, ni siquiera la han visto.

Vuelve “Papá en Rodaje” en versión impresa, con revisiones y correcciones. Además de algunas sorpresas adicionales, debo decir.

¿Un regalo para quien será próximamente papá? ¿Para quien acaba de serlo? ¿Para una pareja que acaba de embarazarse?

Una lectura liviana y cotidiana para conectar con la idea de una crianza compartida y comprometida con la #EquidadDeGénero

Para encargar online con despacho a domicilio gracias a Bros Librerías  en el siguiente vínculo:

Papá en Rodaje en BROS

Gracias por recomendar, difundir, apoyar a esta voz masculina por una sociedad más justa 🙂🙂🙂

martes, 15 de diciembre de 2020

Ciento Veinticinco: "Solo, papá, solo"


Hace dos semanas que los #mellizos cumplieron 3 años. Hablan poco todavía (no es algo que nos vuelva locos en casa, porque entendemos que cada persona crece a su ritmo. Uno de las frases que más usan en lo cotidiano es la del título “solo, papá, solo”.

Cada vez que les enseño algo nuevo e interesante a sus ojos infantiles, quieren probar cómo se hace, a través de sus propios medios. Regar el patio; abrir la puerta del auto; poner un disco o un pendrive en el reproductor; tocar la guitarra; usar el control remoto; preparar la masa para hornear pan, por poner algunos ejemplos.

Para las cosas más aburridas, no existe tal disposición: comer la comida; sentarte a hacer pipí o caca; ordenar los juguetes…Son niños y son humanos como nosotros, los adultos, a quienes también lo rutinario nos da lata. Es el desafío lo que nos mueve con mayor rapidez y efectividad.

Los dejo hacer cosas solos, luego de analizar los diversos niveles de riesgo involucrados. Y las consecuencias. A veces, hacerlo solos no parece tan entretenido como se veía cuando era el papá el protagonista, y lo dejan rápidamente (nuestra lucha con las expectativas comienza con nuestro nacimiento). Otras veces, quieren seguir y seguir, hasta que papá pone límites (otros de los aprendizajes que no termina jamás: la tolerancia a la frustración).

Están creciendo rápido. Por la #pandemia y el #encierro he sentido muy de cerca la evolución de los muchachos. Y me encanta saber que ya están en el escalón que sigue. Que vienen cosas todavía más movidas para mamá y papá. Lo que será un desafío digno de lo mejor de nosotros.